"Soy inocente, matar judíos no es un crimen"

Frazier Glenn Cross, acusado de matar a tres personas fuera de dos centros judíos en Kansas el año pasado, podría recibir pena de muerte.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Frazier Glenn Cross, el supremacista blanco acusado de matar a tres personas fuera de dos centros judíos en Kansas el año pasado, pidió el viernes a un jurado que lo encuentre "no culpable".

 

Consideró lo anterior porque él estaba actuando conforme a la creencia de que los Judios tienen "demasiado poder" y deben ser detenidos, informó Reuters.

 

Cross, un hombre de 74 años de edad, un ex alto miembro del Ku Klux Klan que se representa a sí mismo en el juicio podría ser condenado a muerte si es declarado culpable por el atentado que cometió en abril del 2014 en Overland Park, Kansas.

 

También está acusado de intento de asesinato de otros tres. Cross se ha declarado inocente de todos los cargos.

 

Admitió ante los miembros del jurado el viernes que mató a un hombre, una mujer y a un adolescente, y trató de matar a más personas durante un tiroteo en la víspera de la festividad de la Pésaj ("Pascua judía"). Ninguna de las víctimas eran judíos, pero Cross no lo sabía en ese momento.

 

Dijo que cree que los Judios han cometido genocidio contra los blancos, y controlan tanto los medios de comunicación y Wall Street, en detrimento de los estadounidenses blancos.

 

"Yo no tenía ninguna intención criminal, tenía una intención patriótica para detener el genocidio contra mi pueblo", dijo Cross, quien también es conocido como Glenn Miller, de acuerdo con Reuters.

 

De acuerdo con la agencia de noticias, Cross dijo que en los días previos a cometer los asesinatos había investigado lo que ve como la desaparición de la raza blanca y decidió que tenía que tomar medidas. "Detesto a los judíos", dijo Cross. "Ellos son los que nos destruyen".

 

Si es declarado culpable, la segunda fase del juicio la semana próxima determinará si debe ser ejecutado.

 

En una entrevista en noviembre pasado, Miller expresó su sorpresa y pesar por no haber logrado matar siquiera a un solo judío. "Estaba convencido de que me moría entonces", dijo a The Kansas City Star, recordando el momento en que fue admitido a un hospital con dificultades respiratorias.

 

"Yo quería tener la certeza de haber asesinado a algunos judíos antes de morirme" (artículo tomado de: http://www.estadodeisrael.com).


30/01/16
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS