Ronaldinho, a la política con "Pare de sufrir"

ENLABRECHA.MXComenta la Nota
El brasileño Ronaldinho está considerado como uno de los mejores futbolistas y se le considera una estrella en Europa. Ahora, ha decidido dar el salto a la política.
 
Durante sus años en Barcelona (2003-2008), y en otras ciudades en cuyos clubes ha jugado, como Milán, la estrella era conocida tanto por sus goles y títulos como por las fiestas a las que asistía.

Retirado desde 2015, Ronaldo de Assis Moreira optará ahora al ocupar un asiento en el congreso brasileño.

 

“Estoy contento de poder participar en un proyecto para mejorar nuestro país y traer modernidad, felicidad y salud entre la población”, ha asegurado el ex-futbolista. Su hermano Roberto ha añadido que Ronaldinho “quiere devolverle algo a su país”. 


 

CRIVELLA Y LA IGLESIA UNIVERSAL DEL REINO DE DIOS


Ronaldinho ha pasado oficialmente a ser militante del Partido Republicano Brasileño (PRB), una formación descrito habitualmente en los medios como un “partido evangélico”. El hombre clave, y fundador, del PRB es Marcelo Crivella, actual alcalde de Río de Janeiro.


Reconocido cantante de alabanza, Crivella es también el influyente obispo de la neo-pentecostal Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD). De hecho, es sobrino del fundador de la comunidad, Edir Macedo.


La IURD tiene una poderosa presencia internacional y se enfoca en la teología del llamado “Evangelio de la prosperidad”.

 

Esta red de iglesias ha sido recientemente acusada de tráfico de menores con Portugal y otros países. La Alianza Evangélica Portuguesa ha “repudiado” el supuesto crimen y ha añadido que “las doctrinas y prácticas de la IURD no respetan los valores de la institución”.



LA IMAGEN DE LOS POLÍTICOS EVANGÉLICOS ES “MUY MALA”


El PRB es uno más de los diferentes partidos políticos brasileños que buscan representar a las iglesias evangélicas, la mayoría de las cuales son pentecostales, en el país. La imagen que la sociedad tiene de estos políticos es “muy mala”, dice el sociólogo Paul Freston en unas declaraciones a Evangelical Focus.

 

“Cuarenta años atrás se podía escuchar decir a la gente que era una pena que los evangélicos no se involucrasen más en la política porque traerían cosas buenas si se implicasen más. Hoy ya nadie dice eso”, remarca Freston, experto en tendencias sociales y religiosas (Proestante Digital).

 


24/03/18
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS