Ricos resolviendo por qué la riqueza va a los ricos

Arranca el Foro Económico Mundial en Davos: según Oxfam, el 82% del crecimiento económico de 2017 lo ingresó solo el 1% más rico de la población.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota
Davos, la pequeña localidad suiza de menos de 15.000 habitantes, reconocido destino para el turismo de nieve en Europa, se convierte en estanque de peces gordos.
 
Un estanque, bajo el nombre de Foro Económico Mundial, en el que se citan 3.000 autoridades y grandes empresarios representando a 100 países, con el objetivo principal de abordar la desigualdad.
 
Una desigualdad que en los últimos cinco años no se ha reducido, a pesar del crecimiento económico experimentado en ese período de tiempo.

“No me sorprende. El dinero tiende a concentrarse alrededor del poder. Y quien tiene el poder impone las reglas que le permita acumular más dinero.
 
"Esta tendencia se ha agudizado en los últimos años por la pérdida de contrapesos y controles que limiten esos poderes”, manifiesta Francisca Capa, presidenta de Alianza Solidaria.

Así lo demuestra también el informe Premiar el trabajo, no la riqueza, realizado por Oxfam y según el cual 2017 ha sido el año en el que se ha producido “el mayor aumento de la historia en el número de personas cuyas fortunas superan los mil millones de dólares”. Lo que, según los cálculos realizados por la ONG, cada dos días ha nacido un nuevo milmillonario en el mundo.

Oxfam cifra en 726.000 millones de dólares el aumento que ha experimentado en los últimos 12 meses el patrimonio de esta cúspide de ricos y ricas. “Esto ante la indiferencia del mundo. Se ha roto la solidaridad humana, no se da el sentimiento de compasión, se da la espalda al grito de los pobres en el mundo.
 
"Hoy, más que nunca, se da el aserto bíblico que dice que ‘la escasez del pobre está en vuestras mesas’”, defiende Juan Simarro, de Misión Urbana.

Una élite de 2.094 nombres, el 90% de los cuales son masculinos. Otra comparación. La herencia que traspasarán tan sólo 500 de estos nombres próximamente asciende a 2.400 millones de dólares. Una cantidad que supera el PIB  de India, un país con más de 1.300 millones de habitantes.
 
Por ejemplo, Stefan Persson, hijo del fundador de H&M y 43º fortuna del mundo, según Forbes, recibió en 2017 la cantidad de 658 millones de euros, en concepto de dividendos. Al mismo tiempo una trabajadora de un taller que confecciona ropa para la exportación en Bangladesh puede llegar a ganar 900 dólares al año.

“Hoy nadie se ruboriza ante la acumulación excesiva de bienes y, es posible, que hasta en los ámbitos eclesiales se les dé los primeros puestos. No sabemos o no queremos vivir con radicalidad los valores del Reino que nos enseñó Jesús”, reitera Simarro.

El lema del Foro para este año es “crear un futuro mejor común en un mundo fracturado”. Sin embargo, la cumbre vuelve a arrancar con muchas críticas. Ya se han producido algunas manifestaciones previas, como la del jueves en Berna, donde 1.500 personas salieron a la calle con una pancarta que decía “Mata a Trump con sus propias armas”.

Además, diversos medios de comunicación, como la revista Vanity Fair, publican algunas de las actividades que los asistentes al foro podrán realizar, como un simulacro de experiencia real que durante 45 minutos permite encarnar las vivencias que sufre una persona que huye de Siria con la necesidad de refugio, o también fiestas VIP con las bebidas más caras del planeta.
 
Y todo ello con alojamientos que van desde los 500 euros por noche a los 140.000 euros toda la semana, para la cual se han desplegado 4.500 soldados y policías suizos.

 
ESPAÑA, A LA COLA DEL CRECIMIENTO INCLUSIVO
 
España ocupa el puesto 26 de la lista de 29 países que forman el Índice de crecimiento inclusivo de 2018, sólo por delante de Italia, Portugal y Grecia. Y es que el caso español no difiere de la tendencia global. Según el informe de Oxfam, entre 2013 y 2015, “29 de cada 100 euros provenientes del crecimiento económico ha ido a parar al 10% con las rentas más altas mientras que 8 de cada 100 euros han ido a parar al 10% más pobre”.

“El Compromiso de Ciudad del Cabo animaba a  la Iglesia a llevar un estilo de vida sencillo. A resistir la inercia de nuestro tiempo que nos impulsa a conseguir o poseer cualquier cosa, aunque no lo necesitamos. Es fácil culpar a 'los grandes y poderosos' de las desigualdades sociales. Y sin duda lo son.
 
"Pero todos, de una u otra forma, participamos del mismo mal. Por tanto, si esta tendencia a la acumulación de riqueza debe truncarse, debe empezar por mí”, remarca Capa.

La delegación española en el Foro Económico Mundial está formada por Felipe VI, el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, el ministro de Economía, Luis de Guindos, y los presidentes de algunas de las principales multinacionales y bancos, como Bankia o El Corte Inglés (Fuentes: Oxfam, La Vanguardia, El País, Protestante Digital). 

 


24/01/18
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS