Probablemente Dios sí existe

Nadie admite el “probablemente” en su día a día, pero muchos sí lo hacen en cuanto a su vida espiritual.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota
(Autor: Jaime Fernández).- La película “El poder de la fe” (Dirigida por F. Hamman, 2012) narra la historia de varios hombres que asisten a un encuentro evangelístico en Sudáfrica.
 
Uno de ellos es un joven de color que tiene problemas con la ley, pero es ayudado por dos amigos que están viajando a la ciudad donde se celebra el evento.
 
Mientras van en el automóvil le hablan de Dios, y entonces, él comienza a recordar los consejos que su madre le daba, y cómo sufría al saber que lo que su hijo quería sólo “ver mundo” y vivir por su cuenta sin querer saber nada de Dios.
 
“La peor hambre que existe es no conocer el significado de la vida, esa hambre no se sacia aunque uno lo tenga todo”, le decía su madre antes de que él la abandonase.


El significado de la vida.

Parece una frase sencilla, pero encierra el pensamiento y las luchas que gobiernan el corazón y la mente de millones de seres humanos. Hace unos años, una organización hizo colocar en autobuses de diferentes países una frase que decía: “Probablemente Dios no existe, disfruta”.
 
Me llama la atención la primera palabra: “probablemente”, tienes que reconocer que no se puede sostener ningún tipo de seguridad sobre ella… ¿Te imaginas que tu médico te dijera: “probablemente usted está sano”? ¿O que cuando vayas a tu banco a hacer una transacción comercial te digan, “Probablemente hay dinero en su cuenta”?
 
¿Y si tienes un viaje el próximo fin de semana y al llegar al aeropuerto de dicen con toda la amabilidad del mundo, “probablemente el avión llegue a su destino”? Nadie admite el “probablemente” en su día a día, pero muchos sí lo hacen en cuanto a su vida espiritual ¡Lo más importante de todo!

Esa es la razón por la que hoy gran cantidad de personas del primer mundo vuelven a creer en reencarnaciones, religiones orientales, sectas, meditaciones trascendentales y cientos de cosas más, que hace ya mucho tiempo ya habíamos superado.
 
Todos siguen buscando el significado en la vida, pero ahora es infinitamente más difícil encontrarlo, porque “probablemente” Dios no exista. O eso creen.

Por si fuera poco, se asocia la no existencia de Dios con el disfrutar, en el sentido de hacer lo que uno quiera. Ese es el problema. No se trata de argumentos o razones, simplemente Dios les estorba.
 
Lo estamos viendo estos días en la mayoría de los países del primer mundo, en donde el problema de la corrupción, por ejemplo, no es tanto el hacer lo que es correcto o no, ¡Lo importante es que no te descubran! Puedes ganar dinero de una manera injusta, despojando a los demás y viviendo de una manera inmoral, si no te pillan, ¡genial!
 
Serás considerado siempre una buena persona ¡Y tu, feliz de la vida! Si tienes poder, dinero o inteligencia para pasar por encima de la ley, puedes hacer lo que quieras y vivir como quieras. Probablemente ese tipo de sociedad es “mejor” que la que cree en Dios, porque todo lo decidirán los que tienen más poder y más dinero.
 
Probablemente volveremos a los tiempos anteriores al cristianismo, en los que la vida humana no tenía ningún valor en absoluto y los espectáculos favoritos de muchos era ver como los animales devoraban a seres humanos, sin importar incluso que fueran niños.

Porque seguramente (en contraste al “probablemente”), ese deseo de eternidad que todos tenemos en nuestro corazón, el conocer nuestro significado en la vida, sólo alguien Eterno puede satisfacerlo. (Eclesiastés 3:11). (ProtestanteDigital).

 


14/08/18
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS