¿Por qué un Dios bueno permite que suframos?

Existen respuestas suficientes, aunque no exhaustivas, para comprender el dolor y aprender a beneficiarnos del sufrimiento.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota
(Autor: Fernando Piou).- ¡Qué pregunta tan antigua! Hace 4000 años, una víctima de reveses personales, familiares y económicos suplicó al cielo silencioso: “…hazme entender por qué contiendes conmigo.
 
¿Te parece bien que oprimas, que deseches la obra de tus manos…?” (Job 10:2-3).
 
Estas preguntas siguen vigentes: “¿Acaso Dios me odia? ¿Por eso permite que sufra tanto?” Existen respuestas suficientes, aunque no exhaustivas, para comprender el dolor y aprender a beneficiarnos del sufrimiento.
 
En estas páginas, Kurt De Haan, antiguo editor de Nuestro Pan Diario, muestra que, aunque el cielo quizá no conteste todas nuestras preguntas, sí nos da las respuestas necesarias para confiar y amar a Aquel que, en nuestro dolor, nos invita a acercarnos a Él.


1. Respuestas evasivas

La vida puede ser difícil de entender. En el intento de abordar las crudas realidades de nuestra existencia, podemos frustrarnos fácilmente. Anhelamos respuestas al inmenso problema del sufrimiento.
 
Incluso puede que nos preguntemos si alguna vez entenderemos plenamente por qué a la gente buena le pasan cosas malas y a la gente mala le pasan cosas buenas. Muchas veces, las respuestas parecen evasivas, ocultas, fuera de alcance.

Claro, sería lógico que a un terrorista lo matase su propia bomba, que un conductor temerario sufriese un accidente grave, que una persona que juegue con fuego se queme. Hasta sería lógico que un fumador empedernido muriese de cáncer.

Pero, ¿qué podemos decir de los hombres, mujeres y niños inocentes que mueren víctimas de la bomba de un terrorista? ¿Y del joven que sufre daños graves en el cerebro porque un conductor borracho pasó al carril contrario, o la persona cuya casa se quema sin que haya tenido ella la culpa? ¿O del niño de dos años que contrae leucemia?

Es peligroso y hasta necio pretender que tenemos una respuesta completa a por qué Dios permite el sufrimiento. Las razones son muchas y complejas. Es igualmente impropio exigir entender dichas razones.
 
Cuando el afligido Job del Antiguo Testamento se dio cuenta de que no tenía derecho a exigir una respuesta de parte de Dios dijo: “…Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía” (Job 42:3).

Sin embargo, Dios sí nos ha dado algunas respuestas. Aunque no sepamos por qué una persona en particular contrae una enfermedad, sí sabemos parte de la razón por la que existen las enfermedades.
 
Y, aunque puede que no entendamos por qué tenemos un problema en particular, sí podemos saber cómo lidiar con la situación y responder de forma que agrade a Dios.

El sufrimiento constituye, sin lugar a dudas, el mayor desafío para la fe cristiana. —John Stott

Algo más. No voy a decir que comprendo totalmente el sufrimiento que puedes estar experimentando en este momento. Aunque algunos aspectos del dolor humano son comunes, las particularidades son diferentes.
 
Además, puede que lo que más necesites en este momento no sea un bosquejo de cuatro puntos sobre por qué estás sufriendo ni lo que debes hacer al respecto.
 
Es posible que lo que más necesites ahora sea un abrazo, alguien que te escuche, o alguien que se siente contigo en silencio. Sin embargo, en algún momento necesitarás que las verdades de la Palabra de Dios te consuelen y te ayuden a ver su situación desde la perspectiva de Dios.

Tú y yo necesitamos más que teorías que no han sido probadas. Es por eso que en los artículos siguientes, he tratado de incluir reflexiones de personas que han pasado por diferentes tipos de sufrimiento, tanto físicos como emocionales.
 
Mi oración por ti es que tu fe en Dios permanezca firme, incluso aunque tu mundo parezca desmoronarse.


(Continuaremos en próximos artículos.)

 


30/09/17
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS