NASA premia a joven al que México le negó apoyo

Jonathan participó en el programa Air and Space International Program 2017.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Notas recomendadas

Su idea era excepcional: estimar probabilidades de vida en Júpiter a través de mejoras para un satélite capaz de rondar el distante planeta.

La historia de Jonathan Sánchez es una de superación de las adversidades y confianza en sí mismo.

“Cuando intenté conseguir los 3 mil 500 dólares que necesitaba para poder viajar a Estados Unidos, toqué puerta por puerta,” recuerda Jonathan Sánchez, el estudiante de 19 años cuyo proyecto fue seleccionado por la NASA como el segundo más viable para explorar el resto de los planetas del Sistema Solar.

“Nadie me creyó que iba a ir a la NASA y por eso decidí rifar mi ‘vocho’, pero aun así no me alcanzó”.

Según la joven promesa mexicana, ni el Gobierno ni las autoridades estudiantiles le ofrecieron el apoyo que necesitaba para viajar a Estados Unidos para participar en el programa Air and Space International Program 2017, cuyo objetivo es proponer maneras en las que un satélite pueda explorar Júpiter.

Sánchez tenía una gran idea pero esta no serviría de nada si no juntaba lo necesario para asistir. Fue en ese momento cuando una empresa mexicana especializada en soluciones tecnológicas lo contactó y apoyó financieramente.

Incluso la Alcaldía de Tultepec, en el estado de Hidalgo, notó el potencial del estudiante, por lo que proporcionó los medios para que pudiera presentar su proyecto ante la NASA.

Una vez allí, Sánchez presentó su iniciativa, que consiste en generar energía en una colonia en Júpiter a través de electrólisis.

También propuso una manera de optimizar el funcionamiento de robots y una nueva ruta que le permitiría a los transbordadores ahorrar combustible en su camino a Júpiter.

Cuando Sánchez regresó a su país se mostró orgulloso de su logro: el segundo lugar del concurso organizado por especialistas de la NASA.

Como premio, la Agencia Espacial de Estados Unidos le dio una laptop y un diploma que Jonathan mostrará con orgullo una vez que llegue a su casa en Tultepec y a sus compañeros de su escuela, la Universidad Politécnica Metropolitana de Hidalgo.

Durante su estancia de más de dos semanas en Estados Unidos, el joven estudiante aprendió a construir robots y hacer flotar aeronaves. Esos conocimientos le ayudaron a entender mejor cómo la NASA explorará Júpiter en el futuro.

A su regreso al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Jonathan recordó con gusto cuando el astronauta Clayton Anderson le autografió una estampilla con su foto y le dedicó unas palabras que se convirtieron en su mantra personal a partir de entonces: “Jonathan dream!” (¡Sueña, Jonathan!).

Jonathan continuará trabajando para alcanzar su sueño, recordando que a veces el camino será difícil, pero no por eso se rendirá ante las adversidades (Noticiaros Televisa, Via Reforma).
 

07/11/17
< Regresar

Comenta la Nota