México: Cristianos voluntarios continúan ayuda

Personal de CBN ayuda a las comunidades más afectadas y alejadas tras los sismos.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota
La tarea para la recuperación de México es complicada, pero aún en medio de toda la destrucción están aquellos que salen a mostrar el amor de Cristo a través de su ayuda.
 
De forma voluntaria muchos cristianos están saliendo a las calles para convertirse en las manos y pies de Cristo.

10 mil escuelas, un saldo de fallecidos que ya supera las tres centenas, incalculables daños materiales en Ciudad de México, Puebla, Morelos. El terremoto del 19 de setiembre sacude las entrañas del país y despierta la solidaridad del mexicano.

Poco después del terremoto un equipo de voluntarios y personal de CBN se lanza a la carretera en busca de las comunidades más afectadas y lejanas.          
En San Antonio Alpanocan, Puebla, los alimentos y la ropa para los damnificados está llegando, pero a Marciana Cantero le preocupa algo más.

Desde que el terremoto destruyó su casa, ella su esposo y sus 4 hijos han hecho de su automóvil su morada. Al menos, la consuela que están juntos después del susto que pasaron.

“Yo empecé a gritar y salí corriendo por mis niños, cuando ver, todos salimos por acá y por allá, todos huyendo. Yo gritaba como loca, al ver… ¡Ya se cayeron las escuelas! Yo pensé que ya…”, dice Cantero.

Dos tiendas de campañas, colchones inflables y colchas les permitirán protegerse del intenso frío.

El padre de familia regresa de buscar alimentos y se encuentra con la sonrisa de sus hijos. Es un pequeño cambio, pero con un gran significado.

Las casas están tan dañadas que representan un riesgo para los vecinos. Una parte de la brigada echa mano de mazos, palas y picos para apoyar en las labores de demolición.

Otros continúan el recorrido. Las bolsas de dormir se tornan invaluables sobre el piso frío y la intemperie para personas que ya no tienen un techo sobre sus cabezas.

“Hay otras familias que también están afectadas y la verdad, no tienen apoyo de otras personas, pues por eso andamos apoyando también nosotros”, comenta Gabriel Vidal, voluntario.

Vidal se ha dedicado a ayudar a sus vecinos, a pesar de que él, su esposa y su hijo también perdieron su casa. Un manteado, una tienda de campaña y un colchón hacen, para ellos, una enorme diferencia. Ahora, puede seguir ayudando, pero con mayor tranquilidad al saber que sus seres queridos tienen un refugio.

“Le damos las gracias a todos los donadores de CBN, que nos están dando de gracia un techito para ya pasar la agüita, la casita para ya tener si quiera donde dormir. Les damos muchas gracias”, precisa Vidal.

Ya entrada la noche, una de nuestras doctoras voluntarias de CBN encontró a don Eleodoro Milán. A pesar de sus años, y una grave enfermedad que lo aqueja, estaba durmiendo en el suelo.
 
Dos colchones y mantas para él y su hija, quien lo cuida, les permiten dormir no solo mejor, sino más tranquilos. A la mañana siguiente, la diferencia es notoria.

“Pude dormir como príncipe, como rey”, indica Milán.

A setecientos kilómetros de distancia, en Chicapa de castro, los damnificados del terremoto del 7 de setiembre temen que el reciente sismo los deje en el olvido cuando están lejos de recuperarse.

Voluntarios de la comunidad y de Juventud Con Una Misión (JUCUM) no dejan que eso suceda. Entre todos, levantan una casa para don Tomás Sánchez, quien hasta hace unos días estaba durmiendo a la intemperie luego de que su casa se derrumbó.

“Gracia de ellos, gracia de Dios, porque Dios tocó el corazón de ellos para que me puedan ayudar para tener un lugarcito”, comenta Adán Terán, afectado.

A unas pocas cuadras, Natividad batalla en su corazón con la urgencia de ayudar a su familia. Ella se dedica a la preparación y de tortillas en horno artesanal, pero el terremoto lo destruyó con todo y su cocina. Su esposo no ha podido pescar casi nada.

“Porque, así como estamos es muy duro. Yo me siento muy mal estos días porque yo no tengo para que ellos ganen, para que ellos coman con mi familia, pues”, precisa Natividad Sánchez, afectada.

El personal de CBN le ayuda con la olla y los ladrillos necesarios para reconstruir el horno. Su esposo pone manos a la obra. En tres horas recuperan su habilidad de generar un ingreso.

Y cada persona que recibe ayuda da, a cambio, lo mejor que puede…un agradecimiento de corazón.
 
 
  

                                            

  

Si usted desea colaborar con CBN México, ingrese aquí www.unetexmexico.org o llame gratis al 01800-7575-700. También puede enviar un mensaje por Whatsapp al 5531394900. 

 


05/10/17
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS