Mexicanos, atraídos por la religión Yoruba

La religión que trajeron a América los esclavos africanos a finales del siglo XVIII se encuentra en auge y tiene filiales en varios países.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

La Habana.- Atraídos por las tierras, las plantas, las piedras, los mares y los ríos que resguardan las raíces de Yoruba, la religión cubana de origen africano, miles de mexicanos viajan cada año de México a Cuba para convertirse en santeros, en ceremonias secretas diseñadas y ejecutadas por afamados y prestigiosos yorubas cubanos - sacerdotes, madrinas y padrinos- para la consagración de sus santos.

 

La creciente llegada de mexicanos a Cuba para iniciarse en las prácticas yorubas es apenas una parte del acelerado auge que ha tenido en los últimos años una religión que, basada en creencias espirituales importadas por esclavos llevados de África a América a finales del siglo XVIII e inicios del siglo XIX, fue reprimida, desde un inicio, tanto por los colonizadores españoles como por los defensores del catolicismo.

 

"Los mexicanos (hombres y mujeres) vienen en cualquier cantidad a hacer sus consagraciones en nuestro país desde hace varios años", dijo el cubano Antonio Castañeda, presidente de la Asociación Cultural Yoruba de Cuba. "Podemos hablar de miles de mexicanos al año que vienen a iniciarse en la religión Yoruba. Hay meses en los que pasan 200, 300", afirmó Castañeda en una entrevista con EL UNIVERSAL.

 

El costo por ceremonia de consagración, que dura inicialmente siete días, incluyendo bautizo preliminar en un río, oscila de 3 mil 500 a 8 mil dólares, según el santo, pues deben conseguirse vestimentas blancas, animales, alimentos, aguas, ajuares, pañuelos y otras piezas, con cantos y oraciones en dialecto yoruba, en una religión cuya esencia es la naturaleza -plantas, animales, caracoles, piedras, ríos, mares- para la vida, salud y depuración de los seres humanos.

 

"A pesar de ser africana, en Cuba (yoruba) es una religión cubana de origen africano. Las personas, aun viviendo en Europa, frontera con África, no van a África, porque en África esto se ha perdido bastante. La gente viene a Cuba, aunque también a Brasil y Trinidad y Tobago, los tres países a los que nos dejaron exactamente esta religión como era. En Cuba están las verdaderas raíces", relató.

 

Cuando centenares de miles de esclavos negros africanos comenzaron a llegar a Cuba desde África a finales del siglo XVIII e inicios del XIX, sus dueños españoles católicos les prohibieron expresar sus preferencias religiosas ancestrales, por lo que las ocultaron mientras se les convertía al catolicismo.

 

Pero los esclavos protegieron sus tradiciones y, en un sincretismo o mezcla, encubrieron a sus ídolos con nombres de santos o santas católicos. Los dueños los veían orando ante la imagen de alguna virgen, pero en realidad rezaban a sus verdaderos santos.

 

Así, Changó es Santa Bárbara, Ochún es la Virgen de la Caridad del Cobre y Oyá es la Virgen de la Candelaria, entre otras combinaciones que en la actualidad se preservan y respetan, con bautizos y otros ritos en ríos y mares cubanos y con piedras, caracoles, plantas y sacrificio de animales de este país.

 

PROYECCIÓN MEXICANA

 

México es actualmente una gran plataforma de la religión Yoruba, una de las más antiguas de la humanidad.

 

"Con los mexicanos tenemos gran influencia", subrayó Castañeda, al informar que la Asociación tiene siete agrupaciones inscritas en Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara y Durango. "Esas asociaciones están constituidas para preservar que las cosas se hagan con seriedad, como las hacemos nosotros y las dejaron nuestros ancestros", alegó.

 

La Asociación integra los Consejos de Sacerdotes Mayores de Cuba, institución cúpula de la religión independiente del régimen comunista cubano y que funciona con las mismas normas de tolerancia establecidas por el Partido Comunista y el aparato estatal para el nexo con el resto de denominaciones en la isla, como católicos, anglicanos, protestantes o judíos, entre otras.

 

Además de México, la Asociación tiene delegaciones en toda la isla y en Estados Unidos, Canadá, España, Argentina, Venezuela, Brasil, Puerto Rico, Barbados, Panamá, Perú, Italia, Francia, Portugal, Uruguay, República Dominicana, Alemania, Japón, Suiza, Suecia, Ecuador y Colombia.

 

Lo cierto es que "México es el país que más está involucrado hoy en la santería", recalcó el sacerdote santero cubano Ismael González Miranda, santificado hace 41 años y que ha viajado a varias ciudades mexicanas en los últimos años a efectuar ceremonias de consagración de santos, en especial en el Distrito Federal, Cuernavaca y Acapulco.

 

LOS PREPARATIVOS

 

En los siete días de consagración, que requieren que la madrina o el padrino ya sean santos, "se necesitan de tres a siete mudas de ropa blanca, ajuares, pañuelos en la cabeza", puntualizó González. "La persona se viste de blanco para depurar: va botando, va depurando desde que entra", en un proceso con sacrificios de animales y demás ceremonial, dijo.

 

A los siete días, la persona acude al templo católico o de la religión que profese, a visitar la casa de Dios y seguirse depurando, "porque ya tiene todas las conversaciones de los santos de lo que puede y no puede hacer y todos los consejos", porque los santos hablan a través de los caracoles, añadió.

 

Un segundo periodo de depuración se realiza de tres a 12 meses después la primera etapa, con un nuevo sacrificio animal. 

Fuente: El Universal


17/04/12
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS