"Me preocupa no saber dónde explotará otra bomba"

La Iglesia copta sufrió un atentado el domingo. “Se encuentran bombas nuevas en el Cairo casi a diario”, dice un cristiano que vive en la capital.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

El domingo pasado por la noche (Domingo de Ramos en el calendario copto), militantes islamistas que iban en un microbús dispararon a la iglesia del Ángel Rafael en Alejandría, hiriendo a un agente de policía y a tres civiles antes de que huyeran, según declaran fuentes de seguridad.

 

El ataque nocturno a la iglesia se produjo después de que Ajnad Misr, fundador de un grupo terrorista que surgió en enero de 2014, falleciera a causa de un disparo de un policía en Giza, Egipto, anunció el portavoz del Ministerio de Interior egipcio.

 

Se le había atribuido responsabilidad por múltiples bombardeos en Egipto, incluido uno en el centro de Cairo en 2014. La policía dice que Ajnad Misr ha estado involucrado en 26 incidentes terroristas.

 

 

INSEGURIDAD CONSTANTE

 

Este último incidente solo es uno más de una larga sucesión de acontecimientos, lo que está provocando que los creyentes cristianos de Egipto se sientan casi tan inseguros como en otras épocas recientes en el país.

 

Un cristiano evangélico que vive en el Cairo explicó a Evangelical Focus hace tres semanas: “Yo personalmente a veces hasta me siento un poco preocupado al no saber nunca cuándo y dónde explotará la próxima bomba”.

 

“Hace algunos días se encontraron diez bombas e incluso explotó una, todas las bombas se encontraron en la parte de la ciudad donde yo vivo… Casi cada día se encuentran varias bombas nuevas por todo el Cairo.”

 

La mayoría de los ataques van dirigidos a edificios gubernamentales

 

Pese a la decapitación de 21 egipcios en Libia, la amenaza real islamista en Egipto son los militantes islámicos que apoyan la Hermandad Musulmana, “ya que siguen sin aceptar el hecho de que Morsi ya no sea su presidente y que Abdel Fattah el-Sisi ocupara su puesto”.

 

Este creyente pide “que los cristianos oren por la protección de la gente aquí.” 

 

 

PRESIÓN SOBRE LOS CRISTIANOS EN LA PARTE RURAL DE EGIPTO

 

Lejos de la capital, la persecución contra los cristianos no la llevan a cabo grupos terroristas, sino sus propios vecinos. En pueblos como al-Our y el-Galaa, los cristianos coptos no pueden vivir su fe. Una multitud de gente y fuerzas de seguridad han impedido que construyan una iglesia.

 

“A principios de marzo una multitud realizó un ataque físico”, escribe Samuel Tadros, del Centro de Libertad Religiosa del Instituto Hudson, en un artículo publicado en la revista National Review.

 

“En lo que se ha vuelto una práctica habitual, (ciudadanos musulmanes) también emitieron una serie de peticiones: la iglesia tendrá que carecer de símbolos externos de cristiandad (que no haya cúpula, cruz, torre, ni campana) y su entrada se tendrá que situar en una calle lateral”.

 

Unos días más tarde, “algunos ciudadanos musulmanes lanzaron piedras a un bus que llevaba a chicas cristianas. La violencia se ha extendido rápidamente. Se lanzaron piedras en hogares cristianos, y algunos comercios llevados por cristianos fueron saqueados. Siete coptos fueron heridos en el ataque.”

 

En vez de penalizar la violencia, las autoridades normalmente responden a los ataques intentando que ambos lados (los atacantes musulmanes y víctimas cristianas) inicien negociaciones.

 

Esto deja a los grupos violentos con la sensación de que el gobierno no impedirá sus acciones en contra de los cristianos y que esa presión les garantizará que algunas de sus exigencias intolerantes sean aprobadas por las autoridades locales. (Evangelical Focus, Protestante Digital).

 


09/04/15
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS