Librerías retiran libros de "turismo celestial"

Lifeway Christian Resources retira de su catálogo los libros que contienen el testimonio de personas que dicen haber visitado el cielo tras una experiencia cercana a la muerte.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Una de las cadenas de librerías cristianas más importantes de Estados Unidos, LifeWay Resources, ha anunciado que dejará de vender los libros que cuenten experiencias de “turismo celestial”, es decir, aquellos libros testimoniales en los que sus protagonistas dicen haber vivido una experiencia extracorpórea visitando el cielo.

 

Hace sólo unos meses se conocía que “El niño que vino del cielo”, Alex Malarkey, era un fraude.

 

Así lo confesó el mismo protagonista, Alex Malarkey, cuando el pasado mes de enero declaraba que todo lo que había contado sobre su supuesto viaje al cielo con seis años tras un grave accidente “era una mentira” con el afán de ganar popularidad.

 

Un libro que firmaba su padre, Kevin Malarkey, que estuvo entre los más vendidos durante el año 2010.

 

El portavoz de LifeWay, Marty King, dijo que la decisión de retirar este tipo de literatura “ya estaba tomada”, antes de conocer el caso de Malarkey. “Decidimos que estos testimonios de vivencias sobre el cielo no serán parte de nuestra nueva dirección, así que decidimos dejar de encargarlos para nuestras tiendas el verano pasado”, explica King.

 

 

RESOLUCIÓN BAUTISTA

 

En junio del pasado año, la Convención Bautista del Sur hizo pública una resolución en la que se insistía en que la revelación bíblica “es suficiente y superior a cualquier experiencia subjetiva para guiar a cualquier persona al entendimiento de la verdad acerca del cielo y el infierno”.

 

El caso de Alex Malarkey es uno de los más conocidos, aunque otros relatos de “turismo celestial” han tenido en los últimos años una gran acogida, tanto entre el público cristiano como el secular.

 

“El cielo es real” de Todd Burpo o “La prueba del cielo” de Eben Alexander han sido libros con un gran impacto a nivel comercial, concentrando una gran atención mediática, en los que se cuentan experiencias similares.

 

 

MALARKEY: “NO FUI AL CIELO”

 

 

 La confesión de Malarkey, hecha pública el 20 de enero, era reveladora. Ahora tiene dieciséis años y confiesa: “no morí. No fui al cielo. Dije que había ido al cielo porque pensé que me haría llamar la atención. Cuando dije tales cosas, nunca había leído la Biblia. La gente ha obtenido ganancias de mentiras, y continúan haciéndolo”.

 

La madre de Malarkey, Beth, tras divorciarse de Kevin Malarkey, se había pronunciado asimismo en contra de que el libro, considerando “doloroso” que siguiera vendiéndose sin que se dijera la verdad sobre esta historia.

 

Ahora su hijo quiere dejar claro que “la Biblia es suficiente. Aquellos que venden esos materiales deben ser llamados al arrepentimiento y a considerar a la Biblia como suficiente”, dijo el adolescente en su carta abierta. (Protestante Digital).

 

   


26/03/15
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS