Las puertas de salvación a su familia: J. Eckhardt

Un creyente de pacto puede abrir las puertas de la salvación a su familia al caminar con Dios de la manera en que Abraham lo hizo.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

"Orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo, por el cual también estoy preso" (Colosenses 4:3).

 

Las puertas son puntos de entrada que dan acceso. El acceso de Dios a una familia puede provenir a través de una persona.

 

Cada persona está conectada con alguien más, y cada uno tiene cierta influencia en la vida de otro.

 

Las familias consisten en fuertes relaciones interpersonales que Dios usa para conectar a la gente con el evangelio y la salvación.

 

A lo largo del Nuevo Testamento la palabras salvar, salvo y salvación tienen su raíz en la palabra griega sozo, que significa salvar, rescatar, liberar, proteger.

 

Sozo también se traduce en el Nuevo Testamento con las palabras sanar, preservar, salvar, hacer bien y restaurar por completo. La palabra griega soteria (que tiene su origen en sozo) es la palabra que principalmente se traduce como “salvación”.

 

Soteria también se traduce como liberar, salud, salvación, salvar y salvando. Sozo, que es utilizada ciento diez veces en el Nuevo Testamento, es originalmente una palabra griega que significa: “salvar, recuperar o sanar”.

 

Según la Concordancia de Strong, sozo también significa: “salvar, liberar, sanar, preservar”. Los escritores del Nuevo Testamento mostraron todo el significado de la palabra sozo al usarla en contextos diferentes para referirse a cada aspecto de la salvación.

 

Salvar, mantener sano y salvo, ser rescatado del peligro o de destrucción (de ser lesionado o de riesgo).

 

Salvar al que sufre (de perecer), p. ej.: uno que sufre de una enfermedad; hacer que otro se recupere, sanar, restaurar la salud.

 

Preservar a alguien que se encuentra en peligro o destrucción, salvar o rescatar.

 

Salvar en el sentido técnico bíblico.

 

Liberar de las sanciones del juicio mesiánico.

 

Salvar de los males que obstruyen la recepción de la liberación mesiánica.

 

Un creyente de pacto puede abrir las puertas de la salvación a su familia al caminar con Dios de la manera en que Abraham lo hizo.

 

Un creyente de pacto puede caminar en obediencia y fe. Un creyente de pacto puede interceder a favor de su familia y esperar que Dios sane y libere.

 

Dios escucha las oraciones del justo. Es amigo del fiel. Toda la medida de la salvación es extendida a su familia gracias al pacto. Tomado del libro El pacto de Dios con usted para su familia por John Eckhardt. Publicado por Casa Creación. Usado con permiso de la revista Vida Cristiana www.vidacristiana.com.

 


19/09/13
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS