La nueva estrella de la natación vuela con su fe

Proclamado mejor nadador de los mundiales en Budapest, Dressel tiene como lema personal un versículo de la Biblia.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota
El mundial de natación celebrado hace unos días en Budapest tuvo una figura destacada, el nadador estadounidense Caeleb Dressel, que consiguió siete medallas de oro (3 individuales y cuatro en pruebas de equipo) igualando el récord de la leyenda Michael Phelps.

Con solo 20 años, Dressel ha confirmado que es la nueva estrella de la piscina, con muy destacadas marcas que podrían marcar solo el principio de una carrera que promete.

“Estamos viendo el nacimiento de una estrella”, dijo su compañero en la piscina, Matt Grevers, al ver la exhibición de una de las promesas que ha tenido su gran confirmación en los mundiales.

“Me siento cansado, sabes, ha sido una gran temporada, un gran año, y repasando toda la semana, es una gran sensación”, expresaba al conseguir su séptima medalla. “Hay mucho trabajo puesto en lo que se ve durante estos días, así que estoy muy contento con los resultados”, agregó.


INSPIRADO EN ISAÍAS 40:31

Dressel ya se dio a conocer en los pasados Juegos Olímpicos en Rio, donde participó del equipo de relevos que ganó el oro, junto a Michael Phelps. En su impactante físico ya entonces destacaba el tatuaje de un águila, que hace referencia a un texto que, en anteriores ocasiones, Dressel ha escrito en su rostro.

Se refiere al pasaje de Isaías 40:31: “Pero los que confían en el Señor tendrán nuevas fuerzas, levantarán sus alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán”.

“La razón por la que nado, no es solo por intentar ganar, sino para inspirar a la gente y mostrar que he encontrado la felicidad en lo que Dios me ha dado”, explicaba el año pasado en una entrevista tras la competición nacional.


SUPERAR LAS DIFICULTADES

Aunque ha competido en las piscinas desde junior, Dressel tuvo una etapa de dudas y se alejó de la competición. Entonces, cuenta, tuvo que “luchar contra algunos demonios mentales”, tras lo que volvió no solo a las piscinas sino a su compromiso con su fe.

“Al salir de aquello, empecé a nadar de nuevo y puse toda mi confianza en Dios, sabiendo que Él cuida de mí, venga lo bueno o lo malo”, explicó Dressel antes de los Juegos a Baptist Press.
 
“Aprendí a ver que hay luz al final del túnel y que Dios está actuando, ya sea en el punto más bajo de tu vida o cuando estés en la cima. Es necesario descansar y confiar en lo que Él hace.
 
"Nadar es ahora mi vida y no quisiera que fuera de otra forma. Dios me ha dado talento y lo que haga, lo haré por Él, por mí mismo, mi familia y mis amigos”, añadió.

Dressel fue criado en una familia cristiana y forma parte de Florida Gators, el equipo deportivo de la Universidad de Florida, en Gainesville (Evangelical Focus, Protestante Digital). 

 


08/08/17
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS