"La historia secreta de la iglesia católica en España"

En el marco de la abdicación del rey católico Juan Carlos, fue presentado este libro. Te invitamos a ver el video con una interesante entrevista con el autor, donde afirma que el mayor temor de la iglesia católica es el liberalismo.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Tras largos siglos de silencio y distorsión provocados por el inmenso poder de la iglesia, Vidal aporta un relato riguroso, lleno de datos de los que muchos hasta ahora eran desconocidos y secretos.

 

Su propósito es que lejos de la parcialidad de los autores católicos y del simplismo de los anticatólicos, ofrezca una imagen objetiva y en profundidad.

 

Desde la ejecución de Prisciliano en el siglo IV hasta la política de confrontación del gobierno de Zapatero, el presente libro trata en profundidad temas cruciales como el antisemitismo, la Inquisición y la Contrarreforma, sin olvidar un minucioso análisis del papel de la institución católica a lo largo del siglo XX.

 

La iglesia católica es, con diferencia, la confesión religiosa que más importancia ha tenido a lo largo de la Historia de España.

 

Los judíos no solo fueron perseguidos desde la unión de la Iglesia y el Estado en los albores de la Edad Media, sino que, finalmente, sufrieron los terribles pogromos del siglo XIV, inicio de su decadencia, y la Expulsión de 1492.

 

Los moriscos fueron expulsados en el siglo XVII aunque, ciertamente, desde el final de la Reconquista el islam se había convertido en una fuerza espiritual apenas significativa

 

Por lo que se refiere a los protestantes, fueron exterminados de manera sistemática y feroz desde el siglo XVI correspondiendo a uno de ellos el raro honor de ser el último ajusticiado por la Inquisición española ya bien entrado el siglo XIX.

 

No sorprende que, tras administrar ese tratamiento a cualquier otra religión aprovechando su fuerza sobre el poder civil, la iglesia católica quedara como única fuerza espiritual durante siglos.

 

Es muy probablemente esa circunstancia la que explica que su historia no se haya abordado en España de manera global y totalizadora sino siempre recurriendo a una expurgación que recuerda no poco a la que los inquisidores, responsables de la censura, perpetraban con los libros.

 

César Vidal ha presentado en España este nuevo libro, en una entrevista que les reproducimos bajo estas líneas, así como los titulares más llamativos de la misma, realizada por Antonio José Chinchetru en Periodista digital este 3 de junio de 2014.

 

 

 

 

TITULARES DE LA ENTREVISTA

 

 

·  Los Reyes Católicos en lugar de sobrenavegar la oleada de antisemitismo deciden navegar dejándose arrastrar por ella. 

·  El golpe que significa la expulsión de los judíos es tremendo para España en términos generales. 

·  En España primero se expulsa a los judíos y después, años después, se quema a los protestantes. 

 

·  En el caso de los protestantes, el exterminio fue absoluto [en España]. 

·  Ni siquiera sabemos si el Niño de la Guardia existió, pero sometido a la tortura de la Inquisición dices que fuiste responsable de la muerte del Niño de la Guardia, de John Fitzerald Kennedy o de José Antonio Primo de Rivera. 

 

·  En España se mantiene un reducto muy especial que viene de la idea de que España no se construye como nación sino como una especie de apéndice de la Santa Sede. 

 

·  Las encíclicas papales eran ferozmente antiliberales. Lo eran porque el liberalismo defendían, la libertad de imprenta, la libertad de expresión y la libertad religiosa. Tres libertades que la iglesia católica hizo todo lo posible por extirpar durante siglos. 

 

·  La iglesia católica marca la psicología española. La izquierda española es una iglesia católica a la inversa. 

 

·  La izquierda española aspira a sustituir a la iglesia católica, pero no, desgraciadamente, con una bandera de libertad, entendimiento, etcétera, sino con la voluntad de ser un nuevo dogma que sustituye al imperante durante siglos. 

 

·  En España hay gente que ha salido de la iglesia católica, pero la iglesia católica no ha salido de ellos. 

 

 El peso de la iglesia católica, en cuanto a determinar las acciones legislativas, no ha sido inferior a la época de Franco. Y en términos económicos, aunque parezca mentira, ha sido incluso muy superior. 

 

·  La iglesia católica es la madre de los nacionalismos. 

·  ETA es un movimiento favorecido por la iglesia católica. 

 

·  La Santa Sede ha concedido protección diplomática a terroristas de ETA. 

·  Siempre tuve muy claro que estaba en la COPE porque había un enemigo común, que era Zapatero aliado con los nacionalistas. 

 

·  Me marché de la COPE no sólo porque tenía muy claro que se habían comportado de una manera poco defendible con Federico Jiménez Losantos, sino porque había visto en COPE cosas terribles. Yo empecé a asistir al pacto entre los obispos de la Conferencia Episcopal y Zapatero. 

 

·  Cuando ETA perpetra el atentado de la T4 y María Teresa Fernández de la Vega vuela desesperada hacia Suiza [para hablar con ETA], y a mí me lo dicen esa tarde, a mí me llega una comunicación de mis superiores con la petición expresa de un cardenal de que no lo mencione en el programa de esa noche. Con lo cual, fue lo primero que hice a las ocho, después del editorial. 

 

·  En la segunda legislatura la Conferencia Episcopal hizo un pacto con Zapatero traicionando, por ejemplo, a los objetores de conciencia a la asignatura de Educación por la Ciudadanía. 

·  Federico estaba muerto porque ya había cumplido su función [en COPE frente a Zapatero]. Federico Jiménez Losantos fue una pieza en el acuerdo entre la Conferencia Episcopal y Zapatero. 

 

·  Es España todavía se sigue celebrando litúrgicamente la acusación de crimen ritual [por los judíos], lo cual me parece una vergüenza. (Periodista Digital, Protestante Digital 2).

 


04/06/14
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS