Iglesias chilenas en la ayuda a Valparaíso

Se calcula que el incendio ha podido dejar a unos 8.000 damnificados, personas que lo han perdido prácticamente todo.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Las llamas se extendieron desde el sábado por las colinas de Valparaíso provocando un incendio difícil de controlar y con cientos de propiedades afectadas.

 

El recuento de fallecidos había aumentado hasta 12 personas y entre los heridos se contabilizan cerca de mil habitantes. La sociedad chilena se ha movilizado en las últimas horas para ayudar a los damnificados.

 

A la declaración de la presidenta Bachelet de zona catastrófica se ha unido el trabajo de entidades y organizaciones, que intentan colaborar con aquellos que lo han perdido todo.

 

“Toda la sociedad y las iglesias evangélicas de Santiago están colaborando con ayuda. Nosotros le llamamos Terremoto de Fuego”, dice Hernán Pérez, director de Radio Betesda y Televisión Evangélica de Chile, en declaraciones a Mundo Cristiano.

 

El misionero Jonathan Chinchilla, que se encuentra en la zona, confirmó a Mundo Cristiano que dos iglesias se quemaron y que otras congregaciones están ayudando a los afectados por el incendio forestal.

 

“Las iglesias se están juntando y trabajando en mano de obra, como quitando escombros e intentando apagar el fuego”, aseveró Chinchilla.

 

Desde la Iglesia Pentecostal Unida Metodista, se realizó una visita a la zona. “Estamos frente a una gran tragedia”, comentan en su página web. “Hay muchos damnificados, entre ellos familias de nuestras iglesias, por lo que necesitamos de la ayuda fraterna” por medio de donaciones y ayuda alimentaria que la iglesia ha puesto en marcha.

 

 

UN INCENDIO DIFÍCIL DE CONTROLAR

 

Valparaíso es una bahía rodeada de cerros en los que habita la mayor parte de la población de la zona, marcada por altos índices de pobreza y desigualdad. Desde el Océano Pacífico se ve como un gran anfiteatro natural que acoge al segundo puerto más importante del país.

 

Poco más de un kilómetro de distancia separa el pie de los cerros del mar. En esa zona están el centro administrativo, comercial y financiero, donde también se ubica la sede del poder legislativo.

 

El incendio, que comenzó el sábado, es el más grande registrado en Valparaíso desde 1953, cuando 50 personas murieron producto de explosiones causadas por las llamas. Aunque las causas del incendio parecen apuntar a un accidente, hay voces críticas que se han levantado contra la escasa planificación urbana en la zona.

 

La mayor parte de los 8.000 damnificados habitaban en las zonas altas de los cerros donde, hace décadas, surgieron poblados en lugares no aptos para la edificación de viviendas.

 

“Valparaíso fue construyéndose por partes y ha ido avanzando según la capacidad de los propios habitantes para hacerla crecer. En la propagación del incendio hay una responsabilidad importante del Estado”, critica el urbanista Iván Poduje.

 

El especialista explica que las autoridades han permitido la instalación de familias en zonas con riesgo de sufrir inundaciones, corrimientos de tierra o incendios en varias ciudades del país. Un estudio realizado por Poduje en 2010, titulado Guetos en Chile, analizó la composición de 25 ciudades que agrupan a cerca del 70% de la población del país.

 

La investigación determinó que “unos 1,7 millones de chilenos viven en asentamientos urbanos con altos niveles de segregación, pobreza y marginalidad. En algunos casos, verdaderos guetos”. (El País, AP Mundo Cristiano, Protestante  Digital).

 


15/04/14
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS