Hallan 17 momias faraónicas; avivan investigación

Se trata del primer descubrimiento de calibre en la necrópolis, a más de 400 km de Luxor o El Cairo, desde 1954
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Esta vez, el descubrimiento arqueológico no ha sido en Luxor o El Cairo, ni siquiera las turbias aguas de la costa alejandrina.

 

En medio del desierto egipcio, a más de 400 kilómetros entre El Cairo y Luxor, un equipo de arqueólogos egipcios ha hallado un escondrijo con más de una docena de momias en la necrópolis de Tuna El-Gebel (provincia de Al Minya); el primer descubrimiento de semejante calibre en el yacimiento desde 1954.

 

El «cachette» o escondrijo recuperado contenía los cuerpos momificados de 17 personajes no pertenecientes a la realeza en el Periodo tardío, además de una colección de sarcófagos de piedra caliza y arcilla, y varios féretros para animales.

 

«Es un importante descubrimiento: se trata del primero en la zona desde el descubrimiento de la necrópolis de animales y pájaros por el doctor Sami Gabra de 1931 a 1954», ha señalado el ministro de Antigüedades egipcio, Jaled El Anany.

 

Entre las momias habría varios sacerdotes de Thot, dios egipcio de la sabiduría, la escritura y los hechizos mágicos.

 

Un escáner de radar organizado por el Departamento de Ciencias de la Universidad de El Cairo en la necrópolis animal de Tuna El-Gebel, localizada entre la antigua ciudad faraónica de Amarna y la más tardía ciudad de Hermopolis Magna, dio la pista del preñado enterramiento, ha relatado el director de la misión egipcia, Salah El-Kholi.

 

Los resultados de las investigaciones apuntaron a una red de tumbas que se ramificaba en corredores, donde ha sido encontrado el escondrijo con las momias, que datan de hacia el 660-330 a.C., según las primeras estimaciones del Ministerio.

 

Uno de los sarcófagos encontrados se mantiene en buen estado de conservación.

 

 

UNA NECRÓPOLIS CUAJADA DE MOMIAS ANIMALES

 

La necrópolis de Tuna El-Gebel, a pocos kilómetros de la actual Al Minya (centro Egipto), estuvo en uso de manera intermitente desde el siglo VI a.C. hasta el siglo III d.C.

 

Los restos más antiguos encontrados en el yacimiento son varias estelas «fronterizas» excavadas en la roca de la montaña, de cuando Tuna El-Gebel acaparó importancia por su cercanía a Amarna, brevemente capital del imperio faraónico por deseo del «hereje» Akenatón (dinastía XVIII).

 

Más tarde, se convirtió en la necrópolis de Jmun o Hermopolis Magna, de época tardía (desde la Dinastía XXVI, siglo VII a.C., hasta la conquista de Egipto por Alejandro Magno), en la que destacan los enterramientos de Petosiris (gran sacerdote de Thot, hacia el 300 a.C.) y la de una acaudalada joven, Isadora, de hacia el s. II d.C.

 

Sin embargo, señalan egiptólogos, la necrópolis de Tuna El-Gebel es especialmente interesante por sus catacumbas, que almacenan miles de momias de animales sagrados, especialmente aves como ibis y halcones; y babuinos.

 

Los animales probablemente habían sido sacrificados como parte del culto al dios con cabeza de ibis Thot, cuyo templo se elevaba en la cercana Hermópolis (abc.es).

 


13/05/17
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS