Guaidó y el "Ciro" venezolano

El rey Ciro, el "pastor ungido" por el Eterno, está a punto de aparecer en Venezuela y los gobernantes y personeros adversos a la Nueva Venezuela "huirán en desbandada".
ENLABRECHA.MXComenta la Nota
(Autor: Georges Doumat).- Muchas palabras proféticas han sido dadas acerca de la grave crisis que atraviesa Venezuela desde hace poco más de tres décadas, siendo la actual la hija crecida de la crisis que inició hace años ya.

Desde hace más de 30 años Dios viene advirtiéndole al pueblo venezolano (principalmente al cristiano) que su manera de vivir pecaminosa le llevaría a lo que hoy está en ciernes y que sin duda alguna terminará ocurriendo, porque muy pocos han atendido al llamado divino desde entonces.

El Señor ha venido hablando acerca de eventos graves que terminarán en un enfrentamiento armado y con la tan anunciada intervención extranjera humanitaria.
 
Una de las profecías hace referencia a la vuelta al orden político y constitucional que pasará por un corto gobierno de transición el cual iniciará la reconstrucción nacional y la vuelta a la normalidad política en Venezuela. 
 
"Inmediatamente que pase el conflicto armado, yo pondré a Ciro en el oficio...", dice una palabra profética dada por Cindy Jacob y que encaja con muchas otras dadas por el Espíritu Santo a través de respetados profetas venezolanos y extranjeros.

Ante la sorpresiva entrada en escena en la alta política nacional, con creciente apoyo internacional, de Juan Gerardo Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional desde el 05 de enero y presidente de la República interino desde el 23 de enero, los cristianos venezolanos han comenzado a debatir acerca de la figura del "Ciro" anunciado por Dios para Venezuela.

A ello no ha faltado, por supuesto, el ingrediente de la pasión por encima de la revelación bíblica. El rey Ciro de Persia tuvo un papel profético preponderante en el trato y protección de Dios para con Israel su pueblo.
 
Fue anticipado por el Altísimo a través del profeta Jeremías: “Así ha dicho el Señor: ‘Cuando se cumplan los setenta años de Babilonia, yo iré a visitarlos, y les cumpliré mi promesa de hacerlos volver a este lugar’” (Jeremías 29:10).

Pero es a través de Isaías, que Dios le pone nombre a esta "visita" a su pueblo: “Yo soy el que dice de Ciro: ‘Él es mi pastor, y llevará a cabo todo lo que yo quiero’. Yo soy el que dice a Jerusalén: ‘Serás edificada’, y al templo: ‘Serás cimentado’.
 
‘Yo, el Señor, digo así a Ciro, mi ungido, al cual tomé de la mano derecha para que las naciones se sometan a su paso y los reyes huyan en desbandada; para que las ciudades le abran sus puertas y no las vuelvan a cerrar...’” (Isaías 44:28; 45:1-7).

El rey Ciro, el "pastor ungido" por el Eterno, está a punto de aparecer en Venezuela y los gobernantes y personeros adversos a la Nueva Venezuela "huirán en desbandada", pues él será puesto para apertura de nuevas puertas e impedir que se le vuelvan a cerrar al país.
 
Lo que vemos que sucede actualmente en Venezuela y en torno a ella es el inicio del cumplimiento de toda la palabra profética.

Algunos se han preguntado: ¿será entonces Guaidó el "Ciro" destinado por Dios para Venezuela? La respuesta es ¡no! El actual presidente interino es el predecesor, Guaidó es el escogido por Dios para meter a la nación nuevamente en la ruta legal y constitucional a pesar de la confrontación que se aproxima, pero su labor será muy breve porque probablemente con él se cumpla el definitivo "tercer y definitivo golpe a la platabanda" (también profetizado y que aún no sucede).

Guaidó no presidirá el gobierno de transición, sino el "Ciro" venezolano, y a través de él se dará un decreto parecido al que emitió el rey persa en su tiempo, y que describe Esdras en su libro (1:1-4):

“Para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por medio de Jeremías, en el primer año del reinado de Ciro de Persia el Señor despertó el espíritu de Ciro para que hiciera pregonar por todo su reino, de palabra y por escrito, lo siguiente:

"Así dice Ciro, rey de los persas: El Señor, el Dios de los cielos, me ha dado todos los reinos de la tierra, y me ha ordenado reconstruir el templo de Jerusalén, que está en Judá.
 
"Si hay entre ustedes alguien que sea de su pueblo, que su Dios lo acompañe, y vuelva a Jerusalén, que está en Judá, para reconstruir el templo del Señor, Dios de Israel, pues sólo él es Dios.
 
"Todos los que se queden, sea cual sea el lugar donde residan, ayuden a los que se van y denles oro, plata, ganado y cualquier otro apoyo que puedan darles, además de las ofrendas voluntarias para el templo del Señor, que está en Jerusalén’».

La otra gran pregunta que se han hecho muchos cristianos: ¿será el "Ciro" venezolano un cristiano nacido de nuevo? Espero responder a esta pregunta la semana que viene, si Dios me lo permite. (EvangélicoDigital).

 


10/02/19
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS