Frenan castigos a "terapias de conversión" sexual

Padres de familia marcharon por las calles de Guadalajara, Jalisco, exigiendo a los diputados no aprobar proyecto de ley.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Notas recomendadas

Convocados por la organización Iniciativa Ciudadana por la vida y la familia, miles de padres de familia, líderes evangélicos y ciudadanos de Jalisco, México, protestaron contra una propuesta de ley que pretende prohibir y castigar las llamadas “terapias de conversión” sexual.
 
Una marcha por las calles de Guadalajara, así como una campaña en redes sociales, entre otras, fueron las medidas de presión.

En términos cristianos, las sesiones de consejería y atención psicológica que ayudan a una persona -que así lo desea- a dejar la homosexualidad, serían prohibidas e incluso sancionadas por ley.
 
Esto se pretende implementar mediante una reforma al Código Penal del estado de Jalisco.

El proyecto conocido como la “Ley Caro” fue presentada por el diputado Salvador Caro, del partido Movimiento Ciudadano.

El presidente de la organización Iniciativa Ciudadana, Aarón Lara, informó a Evangélico Digital que ante la oposición de la población la propuesta no será presentada ante el congreso estatal este jueves, como estaba previsto en un principio.

“Ley Caro para atrás” fue la consigna más repetida en la protesta, junto a otras sobre la libertad de expresión, libertad de formación y el derecho humano al bien superior de los menores.

“Estamos en Guadalajara atendiendo la emergencia de detener la Ley Caro. Se trata de un grave atentado contra los derechos de los padres, los profesionales de la salud y los ministros de culto”, afirmó Lara.
 
“Estamos haciendo contactos con legisladores, pero ahora, como nunca, necesitamos levantar nuestra oración porque esta propuesta sea detenida”, agregó el líder de Iniciativa Ciudadana.

El proyecto de ley contempla sanciones que van de uno a tres años de prisión contra quien use, aplique, obligue o financie cualquier tipo de método, tratamiento, terapia, práctica no quirúrgica o servicio que se realice -con o sin fines de lucro-, para modificar, reorientar, menoscabar, restringir o anular la orientación sexual o identidad sexual de una persona. De aprobarse la ley, aún los padres podrán ser penados.

“Confirmado, no la suben mañana. Sin embargo, la amenaza está latente y vamos a trabajar para evitar que suba al pleno”, informó Aarón Lara.

Mediante una campaña en la red social Twitter, también se ejerció presión con los hashtags #NoalaLeyCaro y #JaliscoDefiendeLaLibertad.

En la protesta advirtieron que por el alcance de la reforma al Código Penal se contempla perseguir a los padres de familia, maestros, familiares, psicólogos, médicos, enfermeras, psiquiatras, terapeutas, orientadores, consejeros, educadores y comunicadores. (EvangélicoDigital).

 


05/12/19
< Regresar

Comenta la Nota