Felipe VI promete una Corona "íntegra y honesta"

En un discurso de marcado carácter político, el nuevo Rey de España defendió la utilidad de una Monarquía “renovada para un tiempo nuevo”.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Las primeras palabras de Felipe VI como Rey de España no han decepcionado. Un discurso en el que desafió a los presentes, y a sí mismo, a afrontar los desafíos de la actualidad sin temer la renovación de la política, de la que considera responsables tanto a las instituciones como a los ciudadanos.

 

En un discurso dirigido “al conjunto de los españoles”, Felipe expresó su “emoción por el honor que supone asumir la Corona, consciente de la responsabilidad que comporta y con la mayor esperanza en el futuro de España”.

 

Una España que es “una gran nación forjada por el trabajo compartido de millones de personas” en la que “creo, a la que quiero y a la que admiro; y a cuyo destino me he sentido unido toda mi vida, como Príncipe Heredero y -hoy ya- como Rey de España”.

 

Asimismo, el Rey reconoce que la Corona “debe buscar la cercanía con los ciudadanos, saber ganarse continuamente su aprecio, su respeto y su confianza; y para ello, velar por la dignidad de la institución, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente”.

 

Palabras que recuerdan la caída de popularidad de la institución monárquica en los últimos tres años, aderezados con varios escándalos que han implicado a la casa Real. Dice Felipe que sólo a través de esa integridad y honestidad la Corona “se hará acreedora de la autoridad moral necesaria para el ejercicio de sus funciones.

 

"Hoy, más que nunca, los ciudadanos demandan con toda razón que los principios morales y éticos inspiren -y la ejemplaridad presida- nuestra vida pública. Y el Rey, a la cabeza del Estado, tiene que ser no sólo un referente sino también un servidor de esa justa y legítima exigencia de los ciudadanos”.

 

Es “una Monarquía renovada para un tiempo nuevo”, ha dicho Felipe. “Afronto mi tarea con energía, con ilusión y con el espíritu abierto y renovador que inspira a los hombres y mujeres de mi generación”.

 

 

UN REY “CONSTITUCIONAL”

 

Agradeció a su padre su labor durante “un reinado excepcional” en el que se logró la “concordia nacional”, algo de lo que hizo partícipe a “una generación de ciudadanos que abrió camino a la democracia” y “construyó los cimientos de un edificio político que logró superar diferencias que parecían insalvables, conseguir la reconciliación de los españoles, reconocer a España en su pluralidad y recuperar para nuestra Nación su lugar en el mundo”.

 

“Comienza el reinado de un Rey constitucional”, expresó Felipe ante la audiencia. “Un Rey que accede a la primera magistratura del Estado de acuerdo con una Constitución que fue refrendada por los españoles y que es nuestra norma suprema desde hace ya más de 35 años”, y a la que el Rey dijo atenerse en su ejercicio.

 

Matizó que será un Rey que respetara “el principio de separación de poderes” y respetará “en todo momento la independencia del Poder Judicial”.

 

“Sabré hacer honor al juramento que acabo de pronunciar”. “Encontrarán en mí a un Jefe del Estado leal y dispuesto a escuchar, a comprender, a advertir y a aconsejar; y también a defender siempre los intereses generales”, ha dicho Felipe, convencido de que “la Monarquía Parlamentaria puede y debe seguir prestando un servicio fundamental a España”.

 

La Corona, desde su independencia, contribuye a “la estabilidad de nuestro sistema político” y el ser cauce “para la cohesión entre los españoles”. (con información de Protestante Digital)

 


19/06/14
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS