El Vaticano dio "visto bueno" al golpe de Pinochet

Una nueva remesa de documentos del Departamento de Estado de Estados Unidos expone las complicidades con el 'número dos' del papa Pablo VI en la caída de Salvador Allende.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Wikileaks ha vuelto a la carga con la recolección de casi 2 millones de “cables”, documentos del Departamento de Estado de Estados Unidos que informan de diferentes situaciones políticas a nivel internacional en las últimas décadas.

 

Los documentos muestran la sintonía entre el Vaticano y el Gobierno estadounidense en cuanto al golpe de Estado perpetrado en Chile por Augusto Pinochet.

 

El Vaticano calificó en 1973 de “propaganda comunista” los informes de matanzas perpetradas por el dictador chileno. Un cable fechado del 18 de octubre 1973, enviado a Washington por la embajada de Estados Unidos ante la Santa Sede, reproduce una conversación con el entonces secretario de Estado adjunto del Vaticano, Giovanni Benelli, sobre este tema.

 

En esta conversación, Benelli expresó “su profunda preocupación, al igual que la del Papa, sobre una campaña internacional izquierdista que tergiversa completamente, y con éxito, la realidad de la situación chilena”, describe el cable enviado al entonces secretario de Estado estadounidense, Henry Kissinger.

 

"MANIPULACIÓN COMUNISTA"

 

“Benelli etiquetó la cobertura de los acontecimientos como del mayor éxito de la propaganda comunista”, dice el cable, añadiendo que el monseñor italiano dijo que esta es una muestra “de cómo los comunistas podrán influir en los medios de comunicación del mundo libre en el futuro”.

 

“Como es natural, desafortunadamente, tras un golpe de Estado -comentó Benelli- ha habido sin duda derramamiento de sangre” en Chile. Pero Benelli agregó que los obispos chilenos le habían asegurado que “las noticias sobre represalias brutales en medios internacionales eran desafortunadas”.

 

Esta conversación tuvo lugar cinco semanas después de que el general Augusto Pinochet derrocara al régimen socialista de Salvador Allende.

 

NEGABAN REPRESIÓN

 

Otro documento sostiene que El Vaticano defendió al régimen de Pinochet, “negando las represiones denunciadas”, a las que tachó de “propaganda comunista”.

 

El Vaticano citó a la Nunciatura en Santiago y al Episcopado chileno diciendo que “la Junta estaba haciendo todo lo posible para rectificar la situación y que los informes mediáticos que hablan de una represión brutal no tienen fundamento”.

 

Los documentos incluyen misivas de delegaciones diplomáticas, informes de órganos de inteligencia, así como la correspondencia del Congreso sobre los asuntos de política exterior.

 

BENELLI, MANO DERECHA DEL PAPA

 

Benelli era el segundo al mando de la Santa Sede gobernada entonces por Pablo VI. Benelli se ganó el apodo de “el Kissinger del Vaticano”, debido a lo que describen como una gestión agresiva y autoritaria, tal como la del Secretario de Estado de EE.UU. en aquella época, Henry Kissinger.

 

Incluso, el mismo Benelli fue quien recibió al entonces presidente de EEUU, Richard Nixon (1969-1974), cuando aterrizó en helicóptero en la Plaza de San Pedro en 1969, para sellar la alianza anticomunista entre la Casa Blanca y la Santa Sede.

 

El fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, precisó que estos documentos no han sido filtrados, pues ya estaban disponibles en los archivos nacionales de Estados Unidos. Wikileaks sólo los ha recopilado, indizado y sistematizado su consulta. Fuentes: Público, La Reppublica, Protestante Digital. 


09/04/13
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS