El plan de Dios para rescatarnos del sufrimiento

Dios sabe cómo librar de la tribulación a los justos.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

La tercera verdad que podemos saber con certeza es que Dios dispone de opciones sobrenaturales para librarnos de la tribulación. La parte final de 1 Corintios 10:13 dice, “sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar”.

 

Me encanta 2 Pedro 2:9 que dice: “Sabe el Señor librar de tentación a los piadosos”.

 

Esto garantiza que, cuando me meta en problemas, aunque me sienta como que estoy atrapado en una habitación entre cuatro paredes sin ventanas ni puertas para escapar, Dios ya sabe cómo va a librarme. Él se dedica a fabricar vías de escape.

Cuando Saúl perseguía a David, este se encontró en una fría cueva clamando a Dios, “¿Hasta cuándo, Jehová? ¿Me olvidarás para siempre? ¿Hasta cuándo esconderás tu rostro de mí?

 

¿Hasta cuándo pondré consejos en mi alma, con tristezas en mi corazón cada día? ¿Hasta cuándo será enaltecido mi enemigo sobre mí?” (Salmo 13:1-2).

Al igual que David, cuando pensamos que Dios nos ha olvidado, somos propensos a planear nuestra propia salida. Decimos, “Sé lo que debo hacer. Voy a […] no eso no va a funcionar.

 

Esto es lo que haré […] no, no creo que eso funcione tampoco”. Es la desesperación total al parecer que estamos encerrados sin salida.

Los hijos de Israel, finalmente librados de Egipto por la fenomenal obra milagrosa de Dios, estaban de espaldas al Mar Rojo observando el polvo que levantaba la hueste egipcia que se aproximaba en el horizonte. ¿Cómo reaccionaron?

 

“Dios tiene opciones que jamás imaginamos mientras estábamos en Egipto. ¿Os acordáis de las diez plagas? Jamás soñamos que Dios nos libraría de esa manera. ¿Podéis imaginar lo que va a hacer ahora? Será algo espectacular”.

Desafortunadamente, lo que realmente dijeron fue, “Mejor nos fuera servir a los egipcios, que morir nosotros en el desierto” (Éxodo 14:12).

Sin embargo, Dios tenía un plan para librarlos que jamás se habrían imaginado ni en sueños. El Señor le dijo a Moisés, “¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen. Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco” (vv. 15-16).

 

Sabemos el resto de la historia. El mar se dividió y los israelitas cruzaron caminando. El ejército egipcio los siguió, Dios cerró el mar y los egipcios se hundieron como piedras. El pueblo de Dios estaba libre. La tribulación había pasado. Dios sabe cómo librar de la tribulación a los justos.

Recuerdo una ocasión cuando aconsejaba a una mujer que acababa de conocer a Cristo. Ella deseaba llegar a ser la mujer que Dios quería que fuera, así que estudiábamos pasajes de las Escrituras que muestran cómo debe ser una esposa y hablábamos acerca de todo lo que implicaba cooperar bondadosamente con el liderazgo de su marido.

 

Un día, se me acercó y dijo, “Pastor, tengo un gran problema. He estado ahorrando dinero para un juego de muebles de comedor. Me encanta el que tiene mi suegra y estoy buscando uno igual. Después de revisar en el periódico los avisos de venta de muebles de segunda mano, mi esposo y yo fuimos a ver algunos, pero parece que a él no le interesa en absoluto.

 

"Es tan insensible. Fuimos a un par de lugares donde los muebles realmente me gustaron, pero él simplemente dice: No, no me gustan”.

La animé para que fuera paciente y esperara que el Señor obrara. A la semana siguiente regresó y dijo que la cosa había empeorado. Entonces agregó: “Lo peor de todo es que es mi dinero y a él no le importa en absoluto el tipo de muebles que tenemos en casa.

 

"No sabe si son de estilo francés o de principios del Ejército de Salvación. A él básicamente le interesa su periódico, su sillón y su televisor”.

Un par de semanas después, regresó y me dijo, “Usted no lo va a creer, pero mi suegra me llamó y dijo que se había comprado un juego de muebles de comedor totalmente nuevo y quería saber si me gustaría quedarme con el de ella”.

Dios no siempre obra exactamente así, pero está claro que tiene muchas opciones distintas de salida. Cuando somos fieles y pacientes en la tribulación, Dios, a su tiempo, dará salidas que van mucho más allá de lo que soñamos jamás (Autor: Fernando Piou/Protestante Digital).


(Continuaremos en próximos artículos.)


(Artículos extraídos y adaptados del librito Anclas en la Tormenta, escrito por Joe Stowell y publicado por Ministerios Nuestro Pan Diario en su serie Tiempo de Buscar. Puedes encontrar este y otros libritos sobre diferentes temas en: http://nuestropandiario.org/2009/09/serie-tiempo-de-buscar/


El link para la descarga de este librito en concreto es: http:// http://d254u7jd4zosxo.cloudfront.net/files/2011/01/J9586_Anchors_ESP.pdf?7489a8


21/11/16
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS