El perfil de Jesús, por: Alex Sampedro

¿Qué clase de administrador de su Facebook soy?.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

 

Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén (1ª Pedro 4:10, 11).  

 

Seguro que si estás leyendo esto le has dado a “me gusta” alguna vez que has pasado por el muro de Jesús.

 

Un muro con miles de millones de seguidores. Frases de Él, imágenes de Él, comentarios de otros acerca de Él. Comunidades en torno a su persona, cientos de miles. 

 

Eventos patrocinados por su página para que asistas. Iniciativas en su nombre para que aportes tus recursos. Fotos, videos, experiencias. Frases célebres. De todo. Un muro excepcional lleno de contenido, dinamismo y verdad.

 

Dentro de la red social es el más influyente de los personajes, su impacto irradia a los otros perfiles y haga lo que haga tendrá “influencia”, palabrita mágica que hoy está en boga en nuestro querido vocabulario evangélico, que a estas alturas ya es merecedor de tener una academia propia, con su presidente y su comisión para aceptar el uso y desuso de términos guais.

 

Crece por segundos. Videos donde se le ve actuar, historias que demuestran su poder y amor. Jesús está por todas partes y es imparable. Jesús dice muchas cosas. ¿Jesús ha dicho tantas cosas? De repente en el muro aparecen comentarios que suponemos que dijo Jesús. Parafraseadas.

 

Decimos: Lo que quería decir Jesús era… e interpretamos 4 palabras usando 1384. Sí, eso quiso decir Jesús. Seguro. Suma y sigue. Más contenido. Su Facebook está lleno de actividad diaria. Empezamos a sospechar que su muro no está administrado por Él directamente.

 

Hay otros administradores que publican en su nombre. Eso lo explica todo. Eso lo complica todo. No es Él. Son amigos de Él, en los cuales Jesús confía para que posteen lo que consideran que postearía Jesús. Están publicando en nombre de Jesús. En el nombre de Jesús.

 

Eso es bueno pero puede ser malo. La gente se puede molestar con Jesús, imaginando que es Él, cuando en realidad no. Son administradores del perfil de Jesús. Administradores de su gracia.

 

Y eso es una gran responsabilidad. Quizá yo soy ahora un adiministrador de sus cosas, una carta abierta donde los demás quieren verle a Él, y lo que yo haga será interpretado como si Él lo hiciera, lo que yo diga, sienta, mis reacciones, será visto como si actuase Él.

 

¿Qué clase de administrador de su Facebook soy? No lo sé. Quizá no estoy cumpliendo con su perfil. Pero si dedico mi vida a conocerle, a saber como piensa Él, quizá lo que ponga en su nombre en mi “face” tenga más sentido y la gente pueda verle a Él a través de mi. Sería genial. ¿No? Autores: Alex Sampedro©Protestante Digital

 


19/10/13
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS