Dante: que jóvenes que predican no sean místicos

Tu cónyuge y tus hijos van a saber que eres un hipócrita. Pero al final, tu cónyuge se acostumbrará tanto a la fama, que no dirá nada. En cambio, tus hijos... bueno, van a ser un desastre.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Antes del mensaje que esta noche publicó en su sitio oficial Dante Gebel para exhortar a sus colegas pastores y predicadores en general para no "robar" la pasión de los jóvenes hacia Dios, y que mostramos en una nota aparte, también hizo un llamado a esa juventud que además de ir a la iglesia predica o empieza a predicar la Palabra.

 

Ahí, en su sitio oficial de facebook, el popular pastor de Favorday Church y evangelista publicó un exhorto para que los que empiezan no caigan en el error de adoptar falsas poses porque eso sólo los alejará de la gente... y de Dios.

 

A continuación te mostramos íntegro y completo ese mensaje, tal y como lo publicó el mismo Dante en su sitio oficial:

 

"UN HUMILDE CONSEJO PARA LOS JOVENES PREDICADORES...

 

Si te tomas con seriedad el ser un predicador o comunicador de buenas noticias, aléjate de los misticismos. Aunque tu iglesia sea fuertemente carismática, mantente alejado de los misticismos.

 

Tú mismo no vives de esa manera durante la semana. Los no creyentes no viven de esa manera. Entonces, no prediques de esa manera, recuerda que tu vives una vida real igual que ellos. El misticismo todo lo que hace es poner distancia entre tus oyentes y tú.

 

Ahora bien, por otra parte, si te has dedicado a buscar que te identifiquen como "el único apóstol de Dios", o "el vocero ungido de Dios", o algún absurdo parecido, entonces sí tienes que meterte en el misticismo.

 

El misticismo comunica que tú tienes un "camino especial"; que estás más cerca de Dios de lo que tus oyentes podrán tener la esperanza de llegar a estar jamás. Lo místico crea... ¡misterio! ¡Y con el misterio viene el temor! 

 

Una vez que logres que tus oyentes piensen que eres "alguien especial", te tratarán de una manera especial. Mezcla todo eso con un poco de teología de la prosperidad y en muy poco tiempo la gente que esté cerca de ti nunca pondrá en tela de juicio tus decisiones. ¿Cómo habrían de poder? Tú eres el "gran ungido"!

 

Ahora bien, tu cónyuge y tus hijos van a saber que eres un hipócrita. Pero al final, tu cónyuge se acostumbrará tanto a la fama, que no dirá nada. En cambio, tus hijos... bueno, van a ser un desastre.

 

Ah, una cosa más. Mantente alejado de los Evangelios. A los personajes que se la dieron de "místicos" en los Evangelios, las cosas no les fueron muy bien que digamos. Si quieres ser "místico", mejor no te salgas del Antiguo Testamento. ¡Los Evangelios podrían ser un peligro para tu próspero ministerio!" 


24/01/13
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS