Cristianos del mundo viajan para trabajar en Israel

“Papá dijo tenemos una oportunidad como creyentes en Yeshúa, el Mesías, de venir y servir y tratar de restaurar esta relación”.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Cientos de cristianos viajan a Israel cada año para ayudar a los granjeros a recoger sus cosechas.

 

Esta ayuda adicional no sólo es apreciada sino que se considera el cumplimiento de una profecía bíblica.

 

Estos cristianos ayudan a recoger la cosecha de uvas de los granjeros israelíes. Son parte de un grupo llamado Hayovel – que en hebrero quiere decir jubileo.

 

“Somos un grupo de cristianos voluntarios de Estados Unidos, Canadá y de todo el mundo que venimos a ayudar al pueblo judío, específicamente en Samaria y Judea, usualmente llamado la Franja Occidental”, comenta David Johnson, líder de “Hayovel”.

 

Este viñedo es en Ofra, no lejos de la bíblica Siloé. Más de 300 voluntarios trabajaron para traer unas 400 toneladas de uvas de Judea y Samaria durante tres meses.

 

“Debes ver la gratitud en el rostro de los propietarios cuando los ayudas”, dice Hannah Pauls, quien trabaja como voluntaria. Zach Waller dirige Hayovel. Sus padres tuvieron la idea hace unos nueve años, como una forma de servir a Israel.

 

Ellos esperaban que los hechos hablaran más que las palabras, para reparar las relaciones entre judíos y cristianos, causadas por dos mil años de persecución.

 

“Papá dijo tenemos una oportunidad como creyentes en Yeshúa, el Mesías, de venir y servir y tratar de restaurar esta relación”, comenta Waller. Luego descubrieron que estaban cumpliendo la profecía bíblica mencionada en Jeremías 31:5 que dice:

 

“Aún plantarás viñas en los montes de samaria”, e Isaías 61:5 que dice: “Y extranjeros apacentarán vuestras ovejas, y serán vuestros viñadores”. “Verá naciones venir a la tierra, trabajar en los viñedos, ayudar al pueblo judío. Lo dice la Biblia y está ocurriendo”, explica Aaron Lipkin, residente de Ofra, quien ve el amor cristiano como un óleo de sanidad.

 

“Todo lo que ocurre aquí es un gran milagro, es parte de un proceso llamado redención”, asegura. El líder del equipo, David Johnson, supervisa a unos 30 voluntarios. Esta es la tercera temporada aquí para él y su esposa.

 

“Tenemos un corazón por el pueblo judío asentándose en la tierra de Israel y es un corazón que nos ha dado nuestro Mesías y estamos para ayudarles”. Rick Pauls está tan identificado con el trabajo, que trajo a su esposa y cinco hijos a recoger frutas por segundo año.

 

“Nos sentimos muy protegidos por Dios y la seguridad israelí. Es sorprendente estar aquí porque cuando lees las Escrituras, en este lugar cobran vida”. Su esposa Karen lo llama una oportunidad para dar. Pero el mayor impacto para ella fue conocer a los judíos. “Su fe es increíble. Todos han sido tocados por algo intenso en sus vidas y es duro, pero ellos sólo creen en las promesas de Dios”.

 

“Estar aquí me ha sorprendido, poder servir al pueblo judío, expandir Su reino aquí en la tierra”, dijo Caleb Pauls. (www.MundoCristiano.tv).

 


05/12/13
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS