Cero y van dos los estados confesionales: A. Farela

El máximo dirigente nacional e internacional de Confraternice insiste en que las cámaras de Senadores y de Diputados, así como la Secretaría de Gobernación, deben proceder contra los gobernadores de Veracruz y Chihuahua.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Al considerar que los gobernadores de Veracruz y Chihuahua violaron el Estado Laico al declarar a sus respectivas entidades como confesionales y con una sola religión: la católica, Arturo Farela Gutiérrez, presidente Nacional e Internacional de Confraternice, pidió que sean sancionados por las cámaras de Senadores y de Diputados, y la Secretaría de Gobernación

 

El máximo dirigente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice) denunció hoy que hace días el gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, en contra de lo que dicta la Constitución Mexicana sobre la laicidad, presuntamente declaró a su Entidad como confesional.

 

De esta manera, afirmó que el de Veracruz incurrió en la misma falta que semanas atrás cometiera su homólogo de Chihuahua, César Duarte Jáquez, quien en un acto público dijo que él y su Estado se consagraban a los principios de la iglesia Católica.

 

A continuación presentamos el texto íntegro que Farela Gutiérrez publicó hoy en su sitio oficial de facebook para denunciar lo que ocurrió en Veracruz: "Ahora al gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, le tocó el turno de violar la Constitución Política de la Estados Unidos Mexicanos, particularmente al artículo 130 constitucional.

 

El pasado 28 de abril del año en curso, acompañado de la alcaldesa del puerto, Carolina Gudiño Corro, (el) gobernador Javier Duarte de Ochoa, acudió a la “Ceremonia de Consagración del Estado de Veracruz”, celebrada por el obispo Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, en la Catedral de la Cuatro Veces Heroica Ciudad de Veracruz, Veracruz.

 

El gobernador Javier Duarte de Ochoa, al señalar que su gobierno promueve “los valores y principios que identifican a la familia veracruzana” y además añade que, “esta parte es fundamental para el desarrollo armónico de nuestra sociedad, pues no podemos dejar que se pierda el núcleo de nuestra identidad”.

 

Dicho de manera categórica, el gobernador Javier Duarte de Ochoa ha decretado que el estado de Veracruz es católico y que los principios y valores de esa confesión son únicos y aplicables por todos los ciudadanos veracruzanos. El gobernador Duarte con esta declaración ha establecido que el estado de Veracruz es confesional, consecuentemente determinó la existencia de una sola religión, la católica romana.

 

Alguien debe informarle al gobernador del estado de Veracruz que hay más de cien mil congregaciones de iglesias cristianas evangélicas que no rendimos culto a la imagen religiosa conocida como el sagrado corazón de Jesús, ni al inmaculado corazón de María.

 

                                     

 

Es el momento de que los legisladores, tanto diputados como senadores, se avoquen a analizar las conductas tanto de Cesar Duarte, gobernador del estado de Chihuahua, como la de Javier Duarte de Ochoa, gobernador del estado de Veracruz, por cierto, ambos miembros del mismo partido. Es obvio que los legisladores cuando hagan la investigación y tengan su resultado, deben sancionar de manera ejemplar a ambos gobernadores.

 

De igual modo, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, tiene la facultad y obligación de vigilar el cumplimiento de la laicidad en toda la República Mexicana.

 

Es el momento para que las iglesias cristianas evangélicas estemos muy atentas, especialmente los ministros de culto, para que esta avalancha en contra de la laicidad del Estado y paralelamente de las iglesias cristianas evangélicas, se detenga y podamos asumir una actitud digna, recordando la historia de México, en donde la jerarquía católica romana ávida e insaciable de poder terrenal, llegó a tal extremo que apoyó a gobiernos invasores extranjeros.

 

Hago una invitación para que le pidamos al Espíritu Santo que ponga colirio en nuestros ojos para poder ver y actuar en los tiempos futuros, a corto, mediano y largo plazo. ¡MARANATHA!", concluye.

 

El pasado 7 de mayo publicamos en este sitio otra denuncia que el mismo Farela Gutiérrez hizo pública en su sitio oficial. En esa ocasión afirmó que el gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, fue el primero en establecer un "estado confesional" en México y también exigió que sea sancionado.

 

"El 20 de abril de 2013, en el gimnasio Manuel Bernardo Aguirre, de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH), el gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, deliberadamente renunció al estado laico en Chihuahua, lo declaró como un estado confesional y además determinó la existencia de una sola religión, la católica romana.

 

Las palabras del gobernador fueron: “Yo, César Duarte Jáquez, por este medio me consagro a mí mismo, a mi familia, a mi servicio público en la sociedad, pido al Sagrado corazón de Jesús que escuche y acepte mi consagración, que me ayude a la intercesión del inmaculado corazón de María, le entrego a Dios y a su divina voluntad todo lo que somos, todo lo que tenemos en el estado de Chihuahua.

 

Le pido perdón a Dios por todo lo que ha sucedido en el estado de Chihuahua en el pasado, le pido que nos ayude a cambiar todo lo que no sea de él, yo César Duarte declaro mi voluntad delante de Dios, delante de los señores obispos y de mi pueblo, amen”.

 


13/05/13
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS