Boko Haram mata 7 papás de niñas secuestradas

Siete padres de las niñas secuestradas estaban entre los 51 cadáveres llevados al hospital Chibok tras un ataque de Boko Haram.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

Hace poco más de 100 días, en la noche del 14 al 15 de abril de 2014, varios camiones se estacionaron frente a la escuela secundaria Government Secondary School, en Chibok, en el estado nigeriano de Borno.

 

Miembros de la secta terrorista Boko Haran ingresaron al establecimiento llevándose prisioneras a 300 alumnas de entre 12 y 18 años, de las cuales no se sabe nada hasta el día de hoy.

 

“Desde ese día sufro, y todo me da igual, no me importaría ni siquiera morir”, dijo la madre de una de las muchachas a Deutsche Welle.

 

A las dos semanas del secuestro de las muchachas, una ola de indignación llenó las redes sociales de varios países del mundo con la campaña #BringBackOurGirls, a la que se unieron figuras como Michelle Obama y la joven activista pakistaní Malala Yousafzai, que sobrevivió a un ataque de los talibanes.

 

Miles de personas se manifestaron también en la capital de Nigeria y en Kano, la ciudad más importante del norte de ese país, de mayoría musulmana.

 

Los familiares de las jóvenes están muy decepcionados, y tanto organizaciones no gubernamentales como la oposición y hasta las mismas filas de su partido critican el manejo de la situación por parte del gobierno.

 

A pesar de una operación militar de grandes dimensiones y de declarar el estado de excepción en tres estados norteños de Nigeria, los secuestros y ataques de Boko Haram siguen a la orden del día.

 

 

PADRES ASESINADOS

 

 

Siete padres de las niñas secuestradas estaban entre los 51 cadáveres que fueron llevados al hospital Chibok después del ataque efectuado en una aldea cercana a Kautakari este mes, aseguró un sanitario, quien insistió en mantener el anonimato por temor a represalias por parte de los extremistas.

 

Al menos otros cuatro padres han muerto por enfermedades graves que el trauma del secuestro les ha empeorado o producido, dijo el líder de la comunidad Pogu Bitrus. "El padre de dos de las niñas secuestradas entró en una especie de estado de coma y no paró de repetir los nombres de sus hijas hasta que la vida le dejó”, dijo Bitrus.

 

Chibok, la ciudad donde fueron secuestradas las niñas, sufre a menudo cortes a causa de los frecuentes ataques en las carreteras que están llenos de vehículos quemados. Los vuelos comerciales ya no van a la zona afectada y el Gobierno ha suspendido los vuelos chárter. (DPA, DW-Worldde, lainformacion.com, Protestante Digital).

  


24/07/14
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS