Apoyo total para la nueva Constitución egipcia

Mantiene a Egipto como Estado islámico, pero rebaja la influencia religiosa del texto que había aprobado el gobierno de los Hermanos Musulmanes.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

El sí a la nueva Constitución en Egipto ha logrado una victoria abrumadora en el referéndum celebrado esta semana, en dos jornadas en la que la población egipcia acudió a las urnas para expresar su apoyo al nuevo proceso político en marcha tras la caída de Morsi en junio de 2013.

 

Sólo un año después de aprobarse la anterior Carta Magna, se ha presentado este nuevo texto, en el que destacaba la rebaja de influencia islámica y el mayor poder que se otorga al ejército, que podrá nombrar al ministro de Defensa del país durante los próximos ocho años.

 

Si en enero de 2013 la Constitución de Morsi salía aprobada con algo más de un 60 por ciento de apoyo popular y un alto absentismo, las primeras cifras oficiales apuntan a que la nueva Constitución cuenta con un gran apoyo:

 

Cerca de un 95 por ciento de los votantes dieron el "sí" al texto. Las cifras de participación, aún por confirmar, volverían a ser bajas: en torno al 33 por ciento.

 

PRÓXIMAS ELECCIONES

 

Tras la más que segura ratificación del texto, que nadie ponía en duda antes del referéndum, Egipto se encaminará previsiblemente hacia las elecciones presidenciales, ante las que sale reforzada la figura del jefe de las Fuerzas Armadas, general Abdel Fatah al Sisi, quien sugirió que se presentaría si “el pueblo” así se lo pedía.

 

Según el portavoz de Presidencia, Ehab Badaui, “el voto representa un fuerte rechazo al terrorismo y un claro respaldo a la hoja de ruta para la democracia, así como al desarrollo económico y a la estabilidad”.

 

Al aludir al terrorismo, Badaui se refería, sin nombrarla, a los Hermanos Musulmanes, cuyo antiguo dirigente, Mohamed Morsi, fue depuesto de la Presidencia el 3 de julio de 2013 por un golpe de Estado militar y cuyo grupo ha sido denominado grupo terrorista por las autoridades actuales.

 

MUSULMANES PRO-MORSI: LOS RESULTADOS SON FALSOS

 

Por su parte la Alianza por la Legitimidad, coalición islamista que reclama la restitución de Morsi, rechazó los resultados conocidos hasta el momento y proclamó el “triunfo histórico” del boicot que había defendido en la consulta. “Dejadles que se rían de sí mismos y celebren fiestas ilusorias”, apuntó la coalición, ante las celebraciones de los partidarios del Ejército y de las autoridades interinas.

 

Los islamistas consideraron falsas las cifras difundidas y señalaron que suponen un regreso a “las mentiras de las seis décadas pasadas”, en las que los militares dirigieron la política egipcia. El referéndum se desarrolló entre protestas no muy numerosas de los partidarios de Morsi y brotes esporádicos de violencia, que se cobraron la vida de nueve personas, según el recuento facilitado hoy por el Ministerio del Interior, que agregó que un total de 444 personas fueron detenidas.

 

CRISTIANOS: UNA OPCIÓN "MENOS MALA"

 

Los líderes de la minoría cristiana del país egipcio han animado al voto positivo en el referéndum, considerando que supone un “avance”, aunque pequeño, con respecto a la Constitución que regía anteriormente en el país.

 

El principal problema para los cristianos está en la denominación de Egipto como “Estado Islámico”, algo afirmado desde el Artículo 2 de la Carta magna, y la base de la "sharia" para la elaboración de leyes.

 

Issac Saleeb, un farmacéutico y cristianos copto de El Cairo, expresaba su opinión. “La Constitución nos lleva a estar gobernados por las reglas islámicas. Y aún así, es muy, muy buena en comparación con el texto de Morsi”. Los cristianos y otros ciudadanos no musulmanes quedarán como ciudadanos “de segunda clase”, pero al suprimirse las leyes contra la blasfemia, el avance resulta claro para las minorías.

 

El editor del periódico semanal copto de la nación, Watani, dijo que si bien la Constitución tiene errores, la apoya. Youssef Sidhom dijo que el país no puede lograr todo en un solo paso, señalando que la mejor manera de deshacerse del sesgo islámico es mejorar el nivel de vida para que la gente no se aferre al Islam para compensar las fallas en la economía.

 

“Tenemos que elevar el nivel de vida para que la gente crea en su país más allá de su religión. Antes de eso, es difícil pedir a las personas de este país que consideren que el Estado no debe tener religión”, expresaba Sidhom. (20minutos, Morning Star News, Protestante Digital).

  


16/01/14
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS