Amenazan cerrar 1,500 templos evangélicos ticos

El Gobierno se niega a la petición de reabrir la Comisión mixta que supervisaba la aplicación correcta de las normas. La viceministra de Salud amenaza: "Iglesia que no cumpla... se cierra".
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

De las 2.500 iglesias miembro de la Alianza Evangélica Costarricense, unas mil disponen ya oficialmente con los permisos que el Ministerio de Salud exige para abrir.

 

El presidente de la agrupación evangélica, Juan Luis Calvo, aseguró que realizan un esfuerzo para poner en orden los templos y que para ello necesitan el apoyo del Gobierno.

 

Pero no hay garantía de que al menos 1.500 templos evangélicos no cumplan con los requisitos de funcionamiento que estableció el Ministerio de Salud en el reglamento de 2005.

 

A estos habría que añadir el de las iglesias evangélicas que no forman parte de la Alianza Evangélica.

 

La normativa actual establece las exigencias mínimas de seguridad en cuanto a instalación eléctrica y estructura del templo, así como la garantía de que el ruido de los cultos (especialmente la música) no incomode a los vecinos.

 

Pero Calvo considera que debe haber una relación más cercana entre el Gobierno y las iglesias evangélicas a la hora de aplicar el reglamento que establece los requisitos, ya que la aplicación es en parte subjetiva y depende del criterio con que se aplique.

 

 

UNAS NORMAS DE 2005

 

 

Las normas surgieron como respuesta a las protestas que líderes políticos evangélicos realizaron contra una serie de cierres de templos en el 2005. En aquel momento 1.295 templos, de los 1.349 inscritos, carecían de permisos y las autoridades habían cerrado 37.

 

En protesta por los cierres, en marzo del 2005, el entonces diputado Carlos Avendaño, se subió al Monumento Nacional, junto al Congreso, lo que obligó a las autoridades a negociar.

 

Tras la llegada de Óscar Arias al Gobierno en mayo del 2006, se firmó en julio de ese año por Arias y su ministra de Salud, María Luisa Ávila, el Reglamento para el funcionamiento sanitario de templos o locales de culto, estableciendo las normas mínimas de seguridad y accesibilidad para que los templos realicen su labor sin ser clausurados.

 

Además de establecer las reglas, Arias creó una comisión que velaba por el cumplimiento de las normas del Ministerio de Salud. Esa comisión estaba conformada por el pastor y arquitecto Mario Cortés (corredactor del reglamento), por el viceministro de Salud y el director jurídico de esa cartera.

 

Esa comisión atendía las reclamaciones o alegaciones de los pastores y líderes religiosos cuando consideraban que existía un trato discriminatorio o injusto. La Comisión trabajó satisfactoriamente durante los gobiernos de Arias y Chinchilla, pero no se ha mantenido activo bajo el mandato de Luis Guillermo Solís.

 

Para Cortés y los diputados de los partidos evangélicos Renovación Costarricense (RC), Restauración Nacional (RN) y Alianza Demócrata Cristiana (ADC), es esencial que la comisión se reactive, pero a pesar de la petición, en el Gobierno no hay voluntad, de momento, para que vuelva a trabajar la comisión.

 

Los diputados evangélicos se quejan de la lejanía del Gobierno para con ellos, así como que los criterios de aplicación de las normas es a menudo arbitrario y subjetivo.

 

Así lo afirmó la viceministra de Salud. María Esther Anchía, que ese foro no se va a abrir de nuevo, aunque garantizó que “no habrá persecución”, a la vez que añadía que ‘La iglesia que no cumpla... se cierra’, lo que en nada ha tranquilizado a los evangélicos costarricenses. (La Nación, Protestante Digital).

  


27/07/14
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS