¡Aleluya, victoria, resucitó!: Reflexión y golf

Cada Semana Santa, realmente cada día de nuestras vidas, tenemos grandes e inmensos motivos para celebrar la Resurrección de nuestro precioso Señor y Salvador.
ENLABRECHA.MXComenta la Nota

 “Semana Santa es la semana en que los sacerdotes predican, el comercio se incrementa, la gente se acicala, la soledad se disfraza... Por esa época se revive la historia de Cristo, la vida y muerte del mago del amor. Sin embargo, las personas viven, durante esa semana, con mucha entrega la muerte de Cristo y luego, con desgano, mueren a la resurrección del que a tan corta edad venció a la muerte.” 



Juan Camilo Betancur Echeverry 



Es absolutamente inolvidable lo que ocurrió el Domingo de resurrección de 1993. En ese día, Bernhard Langer, ganó el torneo Masters de golf. Cuando se retiró del hoyo 18 para recibir la chaqueta verde, uno de los premios más absolutamente codiciados de este bonito deporte, un periodista le dijo:


“¡Este debe ser el día más maravilloso de su vida!”. Sin ni un instante para pensarlo, Langer contestó:


“Es maravilloso ganar el torneo más maravilloso del mundo; pero lo es mucho más, hacerlo en Domingo de Resurrección, para celebrar la Resurrección de mi Señor y Salvador”.

 

Me encanta esta historia real. Langer, tenía toda la facilidad de jactarse de su inmenso logro, en cambio llevó su mirada y su atención; así como de todos los que le pudieron escuchar, a La Resurrección de Cristo.

 

Esto  se supo por todo el mundo, y es lo que yo llamo, predicar a lo grande ante la vista de todos; simple y humildemente, pero lleno de poder, el poder de aquella persona para lo cual lo más importante es su Señor, y aprovecha cualquier cosa que ocurra en su vida, pera llevar el Evangelio a las naciones….. ¡¡Me encanta!!


“Cristo murió por nuestros pecados…..  Y fue resucitado,  y resucitó al tercer día”


1ª Corintios15. 3 y 4.


“No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino. Juan 14: 1-4


Por todo lo dicho, cada Semana Santa, realmente cada día de nuestras vidas, tenemos grandes e inmensos motivos para celebrar la Resurrección de nuestro precioso Señor y Salvador.


Tal y como diría el salmista, en el primer versículo del precioso Salmo 34:


“¡BENDECIRÉ AL SEÑOR EN TODO TIEMPO, SU ALABANZA ESTARÁ DE CONTINUO EN MI BOCA!”. (ProtestanteDigital).

 


21/04/19
< Regresar

Comenta la Nota

Suscríbete Gratis!!

Recibe en tu correo nuestro boletín diario de noticias.

Envíanos tus Comentarios

Tú comentario es importante para nosotros.

Hombre Mujer Escribe aquí el número que tiene la imágen.
VIDEOS